Las dificultades que muchas veces se presentan entre padres e hijos, son a causa del poco conocimiento que los padres tienen de sus hijos.

Si tu logran aprender sobre la personalidad de tu hijo, podrás comprender el porqué, de tantas actitudes difíciles de manejar en tu niño.

Te habrás preguntado muchas veces, como hago para que se quede quieto, o como hago para controlar sus berrinches, o como hago para motivarlo, o porque no actúa como su hermano, o porqué no para de hablar que me vuelve loca, o….un sin fin de preguntas que te haces por no conocer la personalidad de tu hijo.

Una escena que viví un día me hizo pensar mucho, hacía poco que había leído un libro sobre las personalidades en los niños, y luego de ver lo que sucedió pensé: “Que verdad, lo de las diferentes personalidades”

Mi hija que en ese entonces tenía 10 años se iba a un paseo escolar y todas las madres acompañamos a nuestros hijos a la entrada de la escuela donde esperaban las maestras y el bus donde iban a viajar. Todos los niños iban subiendo y las madres nos quedamos en ambos lados de la calle mirando como se acomodaban en sus asientos. Entre saludos de lejos, y conversaciones,  a mi lado había una mamá que saludaba a su hijo, saltando y gritándole “Cómprame alfajores”, (los alfajores son una golosina deliciosa en mi país) porque en la ciudad donde los niños iban a viajar, los alfajores artesanales, eran tradición. El niño que ya estaba acomodado en su asiento en la ventanilla, miraba a su madre de costado, apenas girando sus ojos, con una vergüenza impresionante, por ver a su madre saltar y gritar desde lejos. Ese niño estaría pensando “trágame tierra”. Su madre al ver que el niño no le prestaba atención y ni siquiera la miraba, volteó a ver a las otras madres y dijo ” no me presta atención, que niño más amargado”.

Ahora veremos la situación al revés. Yo que soy muy reservada e introvertida, estaba allí parada mirando todo al mi alrededor, cuando derrepente mi hija se asoma por la ventanilla y me grita con mucha efusividad “adiós mamá”, a lo que yo, levanto mi mano suavemente hasta la mitad de mi pecho y la saludo con una sonrisa sin pronunciar palabra.

Que vemos aquí, una madre muy efusiva y alegre (Sanguínea) y un hijo muy tímido y avergonzado (Melancólico). Y en contra parte, una madre muy reservada y tímida(Melancólica), y una hija muy alegre y extrovertida (Sanguínea).

Como se puede hacer para que dos personas tan diferentes halla entendimiento y una buena relación.

La medre que gritaba ese día hizo sentir avergonzado a su hijo ante sus compañeros e hizo un comentario despreciativo. Lo que demuestra esta actitud es que esa madre no conoce a su hijo y tampoco lo entiende. Si lo conociera no hubiera actuado de esa forma ya que sabría lo que a su hijo le desagrada y le hace sentir mal.

Tu hijo tiene su propia personalidad y tú la tuya, el secreto es conocerla y aprender a manejarlo según ella.

Cosas que deberías hacer para conocer a tu hijo.

  • ANALIZA SU PERSONALIDAD. Aquí podrás encontrar artículos que te ayudarán a conocer  su personalidad.
  • APRENDE CADA DETALLE DE SU PERSONALIDAD Y MEMORIZALO
  • ACTÚA CON HABILIDAD USANDO SUS DESEOS Y NECESIDADES
  • ACEPTA SUS VIRTUDES Y DEBILIDADES

Déjame tu comentario que te responderé personalmente.