Todos sufrimos de baja autoestima, o casi todos.  Debemos tener claro que la baja autoestima o la elevada autoestima se forma en la niñez y depende en un gran porcentaje de la crianza en los primeros años de vida. Pero también es real que hay muchos niños que son más propensos a sufrir de baja autoestima y eso depende de su tipo de temperamento o personalidad heredada.

Veamos las causas más comunes de una baja autoestima en los niños, que luego repercute en gran manera en nuestro desempeño en la vida adulta. Cuando vallas leyendo cada punto, ve analizando si algunas de estas cosas las vivistes en tu niñez y si dejaron marcas en tu vida. Te sorprenderá cuantos errores cometieron tus padres, errores que tú con tus hijos no debes cometer.

1- LA CRITICA:

Muchos padres critican al niño hasta por el mínimo descuido. Se le cae un vaso a los años y ellos pegan un grito y le dicen “Ten cuidado, que cosa he, mira el lío que hiciste”, o se sacan una mala calificación en su cuaderno y le dicen “¿Y esto? hiciste todo mal, ¿qué pasó… tienes que prestar más atención?” o se cae, se lastima y le dicen “Te dije que no corrieras, ¿ves lo que te pasó, por qué nunca me haces caso, me tienes cansada?”, o se ponen mucha mantequilla al pan y le dicen “Que exageración, ya te dije mil veces que le pongas menos mantequilla, eres un bruto”... y de esas puedo estar escribiendo miles y aún peores.

Tu pensarás “Bueno, son comentarios nada más, no tiene nada de malo, enojarse y decirle que se equivocó”. En realidad tenemos que corregir a nuestro hijo, pero debemos corregirlo de una manera positiva y no negativa como lo son todos estos comentarios. Además debemos tener en cuenta, que no son adultos, que son niños, y los errores son comunes por su inmadurez.

Veamos como reaccionar en estas mismas circunstancias de una forma positiva para no herir al niño emocionalmente y no provocar baja autoestima.

“Uy mi amor se te volcó el vaso, bueno no importa, ven limpiemos juntos” (el niño no lo hizo queriendo, solo tiene 3 años). “Esta nota no es muy buena, ¿entendiste el trabajo?, vamos a repasarlo y para la próxima lo harás mejor”, (el niño tampoco lo hizo queriendo, ahí hay alguna dificultad que debes ayudar a corregir) “Uy mi amor te caíste, bueno no pasó nada, ven, no corras tanto como mamá te explicó para evitar que te lastimes”. (Es normal y saludable que un niño corra, debes dejar que disfrute de su niñez) “Mi amor, ya te expliqué, que le debes poner menos mantequilla al pan, sino te puede hacer mal y además se termina muy rápido” (El niño no tiene la misma motricidad que un adulto y tampoco saben de economía y salud, se lo debes enseñar)

2-LAS COMPARACIONES:

“¿Por qué no haces lo mismo que tu hermano, mira como él hace caso y tu no?, (todos los niños son diferentes y según el temperamento o personalidad que tengan, será su grado de obediencia y si lo comparas con su hermano, crearás rivalidad y celos entre ellos, además de baja autoestima). “Cuando yo era pequeña tenía el dormitorio muy bien arreglado, mira esto que desastre” (según la personalidad del niño, será más o menos ordenado, eso lo debes aceptar y aprender, así como lo debes motivar según su personalidad). “Mira tu primo con que buena calificación pasó el curso” (provocarás rechazo por su primo y baja autoestima). Y muchas más comparaciones que si te examinas estarás usando, porque las recibiste en tu niñez o porque no te dabas cuenta lo que podías llegar a provocar en tu hijo.

3-LAS QUEJAS Y LOS INSULTOS:

“No te soporto, me tienes cansada, te voy a matar, eres desobediente y malo, tonto, torpe, nunca vas a llegar a nada, atorrante, me vas a matar, todo lo haces mal, nunca me haces caso, me vuelves loca, para que habrás nacido, me voy a ir no te aguanto, etc, etc” y todas las que en este momento se te están viniendo a la mente y aún peores.

4-HACER TODO POR ÉL Y CREARLE TEMOR

“No te subas ahí, que te vas a caer”, “Yo te cruzo porque te puede pisar un auto”, “No vallas solo, porque te van a robar”, “Yo te ayudo con la sopa, porque te vas a ensuciar”, “No corras porque te vas a caer”, “Yo te ayudo en la tarea para que te saques una buena nota”, etc (Todas estas prohibiciones y miedos infundados no permiten que el niño se independice y provocan inseguridad, miedo e infelicidad, por no dejarlo actuar como niño independiente. Crean baja autoestima, frustración y no permiten su desarrollo normalmente)

*****************************************************************

***3 Audios GRATIS: Como mejorar la comunicación con tu hijo sin cometer errores. Garantizado!! Incluye Test de personalidad Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

*****************************************************************

Veamos como reacciona cada temperamento o personalidad ante estas actitudes

El niño de temperamento melancólico es el más propenso a crear baja autoestima, ya que las características de este niño  lo llevan sufrir más fácilmente de esto:

  • Es muy tímido
  • Es muy auto-crítico
  • Es negativo
  • Usa demasiado su cabeza, y analiza todo de forma negativa
  • Cree que nadie lo ama
  • Cree que todo lo hace mal
  • Es muy perfeccionista
  • Se deprime fácilmente, es muy sensible.
  • Si su atoestima es muy baja, tiene ideas suicidas
  • No soporta la crítica
  • Es muy profundo y todo lo toma en cerio
  • No acepa bromas cree que se lo dicen de verdad
  • Se siente raro
  • Se auto discrimina y cree que lo discriminan
  • Necesita comprensión.

El niño de temperamento flemático es el que normalmente recibe más críticas, comparaciones, insultos y quejas, ya que su personalidad tiende a ser muy tranquila. Las características principales que lo llevan a que sus padres lo traten así y que hagan que forme una baja autoestima son:

  • Tiene poca energía física.
  • Quiere evitar conflicto y enfrentamientos.
  • Se siente frustrado cuando no lo ayudan o apoyan.
  • Se siente desanimado cuando no lo alientan amorosamente.
  • Muy pocas cosas lo motivan.
  • Se siente inútil y bueno para nada.
  • Evita el trabajo físico.
  • Prefiere no hacer nada.
  • Prefiere que los demás hagan las cosas por él.
  • Prefiere que los demás tomes decisiones por él.
  • Es egoísta
  • Es temeroso
  • Es testarudo

El niño de temperamento Sanguíneo, es muy sensible a la crítica y a la falta de aceptación, pero es menos probable que sufra de una gran baja autoestima. Lo que provocaría baja autoestima es:

  • La crítica por su inconstancia
  • Por su falta de preocupación por los detalles
  • Por su falta de orden
  • Por su atropello
  • La falta de halagos
  • La falta de afecto y de contacto físico
  • La falta de aceptación
  • La falta de motivación amorosa

El niño de temperamento colérico, es el más seguro de si mismo y raramente sufre de baja autoestima, si se le trata como mencioné arriba podría sufrir de baja autoestima, pero aún más, de un profundo rencor, desobediencia y venganza. Una de las cosas que más necesita el colérico es:

  • Que le reconozcan el esfuerzo
  • Que valoren lo que hace por otros
  • Que le permitan liderar y participar en las decisiones familiares

Toma acción hoy mismo para:

  • Averiguar que personalidad tiene tu niño
  • Actúa diferente a lo que haz actuádo hasta ahora, sin críticas, comparaciones, insultos, sin quejas y sin hacer todo por él creandole temor.
  • Decide mejorar como padre para criar un niño feliz y con una elevada autoestima.

Yo soy madre de 4 niños, y todos con personalidades diferentes, y al aplicar estos puntos y conocer su personalidad o temperamento para entenderlos más y aceptarlos con sus debilidades y virtudes, los resultados han sido asombrosos. Yo también cometí todas las equivocaciones que menciono arriba, pero al cambiar mi actitud, mis hijos mejoraron en todo aspecto rápidamente.

Déjame tu comentario que con gusto de responderé.

Silvana Benitez – Consejera para Padres

Nuevo Curso: Guía para Criar a Tu Hijo Hoy. Garantizado!! Gracias a los comentarios y necesidades de cada padre, pude crear este curso a tu medida Haz Clic Aquí Ahora